TARDES TONTAS DE DOMINGO

Tardes tontas de domingo que uno se coloca la ropa de deporte y sale a encaramarse a la roca más alta de las cercanías para desde allí contemplar la tierra que te rodea, sentir el viento que renueva tu espíritu, y para hacerse notar, el sol, te regala un precioso atardecer.

Tardes tontas de domingo que te llenan de energía para afrontar el lunes como merece, con mucha alegría.

Deja un comentario